viernes, 3 de octubre de 2008

Ramiro Guillén Tapia


Momento en que un socorrista trata de extinguir el fuego con el que se inmoló el campesino popoluca RamiroGuillén Tapia.
La nota completa puede consultarse en la siguiente liga:

2 comentarios:

Botica Pop dijo...

Si, bueno, que cada quien crea lo que quiera, pero "entonces (...) el señor Guillén pudo haber engañado a sus representados y al ser descubierto, amenazó con suicidarse" es como para volverse terrorista.

El que boga de pie sobre una piedra dijo...

Que cada quien juzgue como quiera, según su conciencia o sus intereses externos ... y todos, sin duda, juzgaran sus juicios y conoceremos su interior.