miércoles, 7 de abril de 2010

Política obrera desde abajo

Un obrero mexicano, de los que no dejan de luchar en su centro de trabajo por mejorar sus condiciones laborales, me envió la siguiente noticia:

Los trabajadores que amenazaban con volar una fábrica en Francia logran un principio de acuerdo
Por Agencia EFE –
París, 3 abr (EFE).- Los trabajadores de una fábrica de moquetas para coches que llevaban dos días encerrados en la planta que amagaban con hacer explotar una cisterna de gas, abandonaron esta noche su amenaza tras llegar a un acuerdo de método con la dirección sobre las indemnizaciones que recibirán cuando cierre la empresa.
Según anunció hoy la prefectura, el grupo de unos 40 asalariados de Sodimatex, situada en la localidad francesa de Crépy-en-Valois, en el departamento de Oise, al norte de París, accedieron a no hacer explotar la fábrica a cambio de garantías sobre el correcto desarrollo de las negociaciones con la dirección.
Los trabajadores llevaban encerrados en la planta, propiedad del grupo Trèves, desde la noche del jueves para reclamar una prima de salida de 21.000 euros para cada uno además de un periodo de nueve meses para su recolocación, ante el inminente cierre del centro.
Empleados y dirección retomarán las negociaciones el próximo miércoles, anunciaron las fuentes, que aseguraron que se ha firmado un "protocolo de acuerdo", es decir, un acuerdo de método sobre el que el Estado velará para asegurar su cumplimiento.
Sodimatex había anunciado en abril del pasado año el cierre de esta planta, pero desde entonces las negociaciones no han permitido llegar a un acuerdo.
Los sindicatos denunciaban que el grupo propietario sólo quiere pagar el mínimo legal a los trabajadores que van a perder su empleo, después de haber recibido 55 millones de euros de ayuda gubernamental en el plan de ayuda al sector automovilístico.
Los conflictos laborales en los que los trabajadores amenazan con destruir las instalaciones de sus empresas se han hecho relativamente frecuentes en Francia estos últimos años, y así ocurrió en julio pasado con más de 350 empleados de una fábrica de componentes para el automóvil en Chatellerault.
En julio de 2000, unos 150 obreros despedidos de la fábrica química Cellatex, en las Ardenas, amenazaron primero con volar las instalaciones y luego vertieron 5.000 litros de ácido sulfúrico a un río. Finalmente consiguieron un aumento de la indemnización por fin de actividad.
Hasta aquí la noticia.

Francia, durante los siglos XVIII y XIX fue el país que más y mejor política ejercía. Entonces la política era respetable. Ahora la noticia nos habla de una política obrera también respetable y de la que hay que tomar ejemplo. No lleva esa política claramente y de inmediato a poner fin al capitalismo, pero es un ejemplo de cómo hacer política obrera desde abajo: en una fábrica 40, en otra 350, en una más 150 ¿Qué no podrán hacer más de cuarenta mil espedidos de Luz y Fuerza del Centro?
Máxime si los apoyamos ciento de miles desde abajo en todo el país.

4 comentarios:

Botica Pop dijo...

¿y porqué vemos sin ver?

Talín dijo...

Una noticia que no conocía. Sin embargo coincido contigo en que es un ejemplo de lucha obrera. No cabe duda ninguna.

Talín dijo...

Una noticia que no conocía. Sin embargo coincido contigo en que es un ejemplo de lucha obrera. No cabe duda ninguna.

Administrador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.